Pedro del Hierro es lo peor

Hay una cosa que debéis saber de mí: no soy una loca de las marcas, pero si decido dejarme el dinero en ropa, quiero la mejor calidad. Os quiero contar la historia de mi desilusión con Pedro del Hierro y mi amor más absoluto por Amaya Arzuaga.

En marzo de 2011, viajé a Madrid desde Copenhagen por trabajo y aproveché para comprarme el traje que llevaría a la boda de mi hermano el 29 de julio del mismo año.

Entre otras tiendas, acabé en PdH y tras probarme varios conjuntos, me decidí por un vestido rojo, de tirante ancho, largo a media pierna y corte bajo el pecho {sencillo, pero no en su precio precisamente}; además, me compré la chaqueta y los zapatos compañeros.

El vestido me quedaba ancho, pero me aseguraron que no habría problema en arreglarlo en PdH Córdoba cuando yo volviese a España antes de la boda. Así que compré todo y me volví a Dinamarca.

El 19 de julio de 2011 {10 días antes de la boda} fui a PdH en Córdoba a que me tomasen las medidas para arreglarme el vestido.

El 25 de julio de 2011 {4 días antes de la boda} volví a la tienda a recoger mi vestido. ¡Horror! Una señora mayor apareció con una bolsa de supermercado y comenzó a sacar vestidos de ahí, hasta que tiró de una tela roja y ¡voila! Mi vestido hecho una gran arruga. Aun así, no perdí la ilusión y lo acepté, pero quise probármelo antes de salir ¡Horror absoluto! Estaba mal arreglado, las mangas estaban desiguales y ¡tenía una mancha {de lo que parecía era aceite} en el pecho! Os podéis imaginar cómo me sentía.

Si esto no era suficiente, las dependientas de la tienda no le daban ninguna importancia y me decían que lo llevase a una tintorería, ¿¿un traje nuevo para una boda, tú te lo cargas y encima me mandas a la tintorería?? Le echaron un producto de tintorería para “arreglarlo” y se estaba empezando a desteñir el color… pánico, nervios… Sin mencionar lo mal educada que era la encargada de la tienda… ¡qué vergüenza! Y a cuatro días de la boda… Les pedí que me devolvieran mi dinero, y tras muy malas cara, me lo devolvieron.

¡Pánico! A 4 días y no tengo vestido… ¿qué hago? Cuando salí de PdH {para no volver a entrar jamás en mi vida}, comencé a andar por el centro de la ciudad, sin saber muy bien a dónde me dirigía y hecha un mar de lágrimas.

De repente, me paré delante de la tienda Niké {una tienda con la ropa más elegante, fina y perfecta que puedas imaginar}. Al entrar, la encargada ya podía adivinar lo que me había pasado y comenzó a sacarme los vestidos más maravillosos que he visto en mi vida, todo era fantástico y ella era un amor. No pude apartar los ojos de una pieza en tono beige que se mostraba en el escaparate, sabía que ese iba a ser mi vestido. Era un Amaya Arzuaga en palabra de honor con lazo al pecho. Tenéis que verlo… ¿no es el vestido más perfecto del mundo?

Vestido de Amaya Arzuaga

La calidad del traje es impresionante, la originalidad y creatividad de la forma me enamoró completamente. Por supuesto, el vestido fue una de las sensaciones de la boda. Al final, gracias a PdH descubrí la tienda y la diseñadora perfectas.

¿Habéis visto la colección de Amaya Arzuaga en Madrid Fashion Week? Esta diseñadora es una inspiración.

¡Nos vemos pronto {y nunca en PdH}!

P.S.: Los zapatos y la chaqueta de PdH me los “comí con patatas” porque no podía devolverlos. Jamás volveré a pisar una tienda de esa marcucha.

P.S.: También me arreglaron el vestido en Niké, pero lo hicieron con profesionalidad.

5 pensamientos en “Pedro del Hierro es lo peor

  1. Pingback: Una mañana de vacaciones « Summer Pilar

  2. Pingback: Amaya y su tienda online « Summer Pilar

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s