Chocolate con leche, ¿sin leche?

En mi búsqueda de productos sin lactosa, creo haber dado con un tesoro inglés. Si no sabéis de qué os hablo, os lo explico a continuación. La empresa moofreechocolate.co.uk ha lanzado  el primer chocolate sin lácteos con un sabor auténtico a chocolate con leche, ¿a que suena increíble?

Según informan en su web, estos expertos han desarrollado con sustitutivos de la leche el mismo sabor para el chocolate. Si esto es cierto, sería definitivamente la leche {lo siento, no he podido resistirme al chiste fácil}.

Por supuesto, ya he hecho mi pedido que llegará a finales de semana, ¿queréis saber qué chocolates hay en mi cesta online de la compra?


Imagen cortesía de moofreechocolate.co.uk

Chocolate praliné, ¡yummy! Estoy deseando que llegue y arrasar con el paquete. Como ya sabéis, estos últimos 16 meses de intolerante a la lactosa, no han sido fáciles y sigo echando de menos pequeños detalles como el chocolate con leche.

Por regla general, siempre que encuentro un producto lactose free me alegra el día así, os podréis imaginar lo contenta que estaré este viernes si, cuando reciba el chocolate, sea real y su sabor sea delicioso.

Os mantendré informados y tendréis muy próximamente una muy extensa review sobre estos productos.

¡Nos vemos pronto!
Sígueme en Bloglovin ♥

Cereales con chocolate y sin lactosa

Los intolerantes a la lactosa tenemos que ser un poco más creativos si queremos disfrutar de los mismos placeres de cuando no teníamos este problema.

Llevo un año siendo intolerante a la lactosa y cada vez mis habilidades de improvisación/creatividad van mejorando.

Por la necesidad de concentración máxima, he trabajado esta semana desde casa y he preparado todas las mañanas unos riquísimos desayunos lactose free {ya conocéis mi pasión por los desayunos} para comenzar el día de la mejor forma posible.

En el supermercado siempre veo estos nuevo cereales con chocolate con una pinta estupenda y cuando voy a leer los ingredientes, ¡leche! ¡lactosa! ¡extra lactosa! Una ruina y una depresión para mí. Por eso, he decidido fabricarlos en casa.

Ya os podéis imaginar los fácil que es tener cereales con chocolate, pero no había pensado en hacerlos hasta ahora. ¿Qué necesitas? Cereales simples sin lácteos y chocolate {yo lo utilizo vegano}.

Pasos a seguir:

  • Derretir el chocolate. En una bandeja colocar el chocolate en forma de perlas y dejarlas enfriar
  • Colocar en un bol los cereales y añadir tantas perlas de chocolate como deseas {cuantas más mejor}
  • Añadir zumo de naranja o leche sin lactosa

Si tenéis dudas, podéis pasar olímpicamente de las perlas y trocear el chocolate en partes pequeñas.

¿A que tienen una pinta estupenda? Un desayuno perfecto pero, ¿queréis más? Podéis añadirle fruta {fresas, frmabuesas, uvas} y para aquéllos sin problemas para digerir leche, podéis utilizar perlas de chocolate blanco o con leche, ¡yummy!

¡Nos vemos pronto!
Sígueme en Bloglovin ♥
P.D.: Un beso muy especial a mi familia ♥

Canapés fríos, fáciles y deliciosos

Hace un año aprendí una buena lección: nunca cocines para tus invitados el día de tu cumpleaños. Y es la verdad más absoluta del mundo.

Cuando cumplí los 24 pensé que sería una idea genial hacer una cena para todos y durante todo el día estuve en la cocina sin tiempo ni para respirar. Este año para la fiesta decidí tomar otro camino y preparé unos riquísimos canapés fríos e increíblemente sencillos.

Desafortunadamente, olvidé tomar fotos del proceso de elaboración de todos ellos, pero aquí están algunos:

Canapé nº1: Rollito de salmón y philadelphia

Esta receta es deliciosa y toma escasos minutos. Se necesita: pan de molde, salmón ahumado y phildelphia {o crema de queso sin lactosa La Fuente}.

Tomamos el pan de molde sin bordes y untamos una fina capa de philadelphia; a continuación, colocamos una lámina pequeña de salmón verticalmente en el centro del pan y procedemos a enrollar el pan, así sucesivamente. Por último, liamos los rollitos en papel de cocina transparente y lo dejamos en el frigorífico hasta que lo sirvamos troceado.

Lo mejor de este canapé es su originalidad al servirlo y que puedes prepararlo horas antes y tener tiempo para tus cosas antes de la fiesta.

Tengo que reconocer que esta idea la copie íntegramente de mi amiga Rosario, que siempre ha sido “una cocinillas“.

Canapé nº2: Tomatitos cherry y queso emmental

¡Más fácil imposible! Cortamos los tomates en mitades y hacemos el queso taquitos. Por último, utilizamos un palillo para unir ambas partes. ¡Wow! Una dificultad increíble… aún sigo cansada de la preparación de este canapé.

Creo que puede ser por la dificultad de este último que dejé de echar fotos al resto, aunque os puedo comentar algunos de los demás bocaditos que preparé.

Canapé nº3: Vegetal de atún

Éste es especialidad de mi madre, también simple pero con mucho sabor. En un bol mezclamos lechuga en tiras finas, atún, tomate, aguacate y mayonesa. Una vez bien hecha la masa, la introducimos en pequeñas tartaletas.

Canapé nº4: Salmorejo cordobés

Y es que si no hiciese un poquito de salmorejo cordobés con jamón, no sería una buena cordobesa.

Canapé nº5: Pechuguitas de pollo empanadas

También fácil, aunque puede llevar unos minutos más su elaboración. Las pechugas de pollo troceadas en tiras o trozos se enharinan {en vez de harina, podéis utilizar maizena para minimizar las calorías} y se introducen en el horno pre-calentado durante 30 minutos. ¡Y voilà!

Ya veis que todo fue muy fácil y no me llevó más de 45 minutos prepararlos. Rico, sencillo, rápido y apetitoso. ¡Éxito asegurado!

¡Nos vemos pronto!
Sígueme en Bloglovin ♥

Batido de fresas y moras

Tras mis vacaciones en Malta, pensé que los primeros días de mi vuelta serían nefastos y no podría haber estado más equivocada, ha sido un fin de semana estupendo.

Ayer, para celebrar las bonitas vacaciones y alguna cosa que otra más, preparé un súper desayuno… y me decidí por un smoothy de fresas, frambuesas y moras. ¡Yummy!

Fresas, frambuesas y moras frescas

También se pueden añadir arándanos o sustituir las moras por estos

Introducir todos los elementos en la licuadora, la cantidad es a vuestro gusto

Un chorrito de leche sin lactosa, aunque lo puede sustituit por nata líquida o zumo de fresas

Una bonita jarra para presentarlo mejor y disfrutar

La combinación de frutas siempre se puede modificar al gusto del consumidor, pero a mí la fresa me vuelve loca.

Además de este súper batido, también disfrutamos de muesli con plátano, pan recién horneado, jamón, tomate, huevos pasados por agua, aguacate y piña de postre.

Un brunch así los fines de semana sienta de maravilla.

¡Nos vemos pronto!
Sígueme en Bloglovin ♥

Receta de salmorejo cordobés

Comencé esta semana con antojo de salmorejo, uno de los platos más típicos de mi tierra y ayer decidí prepararlo como lo hacía mi madre.

Los tomates más rojos del mercado

Aceite de oliva extra

Rellenar las tartaletas o servir el salmorejo en un cuenco

Añadir jamón picado y huevo duro, ¡una pasada!

Todo perfecto para servir y comer

Ingredientes:

  • 5 tomates grandes y maduros {muy rojos}
  • Un chorrito de aceite de oliva
  • 1/4 barra de pan {si esta duro, mojar en agua}
  • 1 ajo
  • Sal

El proceso es sencillísimo, batir todos los ingredientes hasta crear una crema algo espesa y dejarla enfriar en el frigorífico. Es una receta perfecta para los calurosos días de verano y para mi intolerancia a la lactosa.

En cuanto al sabor, un salmorejo está bien elaborado si puedes notar levemente el toque de cada ingrediente, desde el sabor fuerte y picante del ajo a la suavidad del aceite en el tomate. Ya sabéis que soy un pelín desastre en la cocida, pero he de admitir que el salmorejo me sale delicioso, modestia aparte.

Si os preguntáis con qué podéis servir este plato, la combinación más divina es con tortilla de patatas, aunque también recomiendo presentarlo con berenjenas fritas… Por supuesto, hay miles o millones de mezclas posibles que darán un resultado maravilloso, ¿tenéis alguna que queráis compartir conmigo?

¡Nos vemos pronto!
Sígueme en Bloglovin ♥

Pizza de pimientos y pollo

En épocas de fútbol {sólo EuroCup} hay que preparase para disfrutar al máximo de los buenos partidos con una bebida fría y el estómago lleno.

Esta noche juega Dinamarca y, por supuesto, voy a salir a animar al equipo {aunque no tanto como lo haré mañana con España}. Por eso, he decidido preparar pizza, que siempre será la mejor comida futbolera.

Me encanta hacer la salsa con 4 tomates, orégano y albahaca a fuego lento

Añado la cebolla, el pimiento verde y rojo, una vez pochados en una sartén

Lo último es añadir el pollo picado y 25 minutos al horno (precalentado)

¡Deliciosa!

Hace exactamente medio año que no comía pizza, ¿no os parece una barbaridad?

Todo tiene su explicación, hace seis meses encontraba en el supermercado masa de pizza sin lácteos, pero la marca dejó de producirla. Hace unos días probando mi suerte en un mercado del centro, la volví a encontrar y la compré en décimas de segundos.

Tengo miles de recetas para pizza que había dejado guardadas por el momento y ya ha llegado el momento de volver a desempolvarlas y preparar pizza más a menudo… ¿qué os parece si la próxima la hago con tomate cherry, jamón y rúcula? ¡Can’t wait!

¡Nos vemos pronto!
Sígueme en Bloglovin ♥

Berenjenas rellenas de carne

Desde hace ya meses, tenía en mi cabeza la idea de preparar berenjenas rellenas y ayer, tras ver las berenjenas más moradas y bonitas de toda la ciudad, me decidí a preparar este plato.

Nada de mozarella para las mías, taquitos de queso sin lactos

El proceso es fácil aunque algo laborioso, puede que simplemente sea debido a mis limitadísimas habilidades en la cocina, pero el tiempo aproximado de preparación más cocción fue de hora y media {larga}.

Ingredientes:

  • 2 berenjenas grandes, 300 gr. de carne de ternera picada, un pimiento rojo
  • 1 lata de tomate
  • 1 cebolla
  • Bechamel – ¿os acordáis cómo es mi receta de bechamel?

En primer lugar, cortamos las berenjenas por la mitad y sacamos con la ayuda de una cuchara toda la carne de las mismas – dejando medio centímetro de borde. Salar las berenjenas y poner al horno durante 30 minutos a temperatura baja, para que estén suave a la hora de comer.

Freír en una sartén la cebolla troceada, con 1 ajo. Añadir el pimiento ya cortado y la carne. Por último, cuando todos los ingredientes estén hecho, añadimos el tomate.

Sacamos las berenjenas y las rellenamos con el sofrito y la carne. Añadimos la salsa bechamel, tiras de queso mozzarella encima y al horno a 180ºC durante 25 minutos {precalentar el horno}.

¡Delicioso!

Debo admitir que es una comida algo pesada. Si queréis hacerla más ligera, podéis utilizar pollo en lugar de ternera y evitar la salsa bechamel.

¡Nos vemos pronto!
Sígueme en Bloglovin ♥

Tortitas de domingo

¿He comentado alguna vez que me encanta preparar el desayuno? Cuando el fin de semana llega es un placer para mí despertarme y preparar el mejor desayuno posible.

La mejor forma de comenzar un domingo

Ayer, decidí comenzar el domingo con buen pie y preparé tortitas pseudo-americanas, sin mantequilla y sin esperar a que la levadura haga el efecto esperado de 2 centímetros de grosor. La paciencia no es una de mis virtudes.

La receta es muy simple: 2 huevos, 2 vasos de leche sin lactosa, 1 1/2 vasos de harina, 1 cucharadita de azúcar, 1 cucharadita de levadura y una pizca de sal. Lo único difícil es elegir qué toppings, salsas, cremas, etc… añadir a las tortitas, más aún, cuando eres intolerante a la lactosa.

Os dejo algunas sugerencias para aquéllos que, como yo, no disponen de lactose-free nutella:

  • Chocolate Vegan templado a fuego lento, si no te gusta el chocolate negro, añade algo de leche
  • Arándanos y frambuesas {naturales o hechas salsa}
  • Nueces trituradas y miel
  • Nata {sin lactosa} montada

Realmente, cualquier ingrediente que os apetezca puede ir bien con unas deliciosas tortitas.

¡Nos vemos pronto!
Sígueme en Bloglovin ♥

Humus – un receta muy mediterránea

¡Achís! Perdonad, llevo un par de días en la cama resfriada y no he tenido muchas novedades para compartir con vosotros aquí, a no ser que os interese el estado y tamaño de mis amígdalas.

Así que, el post de hoy se lo decidido a Kim, que me hizo la cena ayer, crema de garbanzos – más conocido como Humus.

Está hecho todo un “cocinillas”

La primera vez que probé Humus fue aquí, en Dinamarca y me encantó. Hay que reconocer que es un poco laborioso de hacer, pero el resultado merece la pena, además, da un toque especial y distinctivo a tu menú diario.

Ingredientes:

  • 1 bote de garbanzos – 250gr. puesto en remojo la noche de antes
  • 2 ajos
  • 2 cucharadas pequeñas de zumo de limón
  • 1/2 dc de aceite de oliva
  • 1 cucharada pequeña de comino
  • 1 cucharada de “tahin” (crema de sésamo)

Únicamente tienes que batir todos los ingredientes juntos, hasta obtener una masa cremosa y ¡a disfrutar!

Es importante servirlo con algo para mojar en la crema, por ejemplo, zanahoria en tiras anchas, patatas al horno o cualquier otra cosa, sólo tenéis que utilizar vuestra imaginación.

Os prometo que os va a encantar y no vais a dejar de prepararla cada semana.

¡Nos vemos pronto!

Sígueme en Bloglovin ♥

Ensalada de agucate y fetuccini

Ensalada de agucate y tomate

Todos los ingredientes para la ensalada

Lechuga fresca

¡Una cena perfecta para el fin de semana! Este sábado pasado nos apetecía cenar una buena ensalada y llamé a mi hermana para pedirle una receta de pasta ligera para acompañarla… y todo salió delicioso.

Ingredientes para la ensalada:

  • 2 aguacates
  • 3 tomates
  • Una ensalada
  • Queso mozzarella (para mí queso sin lactosa)
  • Pasas o frutos secos
  • Albahaca, aceite, vinagre y sal

Es una ensalada muy fresca y ligera. La preparamos para cenar, pero puede ir perfecta para almorzar.

¿Queréis saber cómo preparé los fetuccini?

Cebolla, pimiento y guindillas para los fetuccini

En primer lugar, rehogar una cebolla con dos pimientos y guindillas. Añadir dos pechugas de pollo cortada a cuadrados hasta que quede todo hecho.

Os recomiendo comprar la pasta fresca {no hay color con la pasta sin cocer}; así, sólo necesita hervir 2 minutos y todo queda perfecto. ¡Delicioso!

Sólo de pensar en esta cena, me dan ganas de ponerme a cocinar, ¡yummy!

¡Nos vemos pronto!
Sígueme en Bloglovin ♥