Me, Myself & I

En menos de un mes comienzan mis vacaciones de Navidad y tengo unas ganas brutales. Durante las últimas semanas {o meses} “estrés” ha sido la palabra que ha definido mi día a día y ha desencadenado unos cambios de humor en mí impresionantes.

Ahora estoy feliz…

Pero ahora me enfado y no respiro…

¡Bua! Ahora sí que estoy enfadada…

Espera, ahora no estoy segura si quiero estar enfadada o contenta…

Sigo sin estar segura, pero creo que ahora después estaré feliz…

¡Sí! Estoy contenta…

Disculpa, me volví completamente loca…

Aunque últimamente escribo más de vez en cuando en el blog, me sigue encantando compartir con el mundo {un poco exagerada} todo lo que me ocurre y siempre siempre siempre cuando termino un post se me dibuja la mejor de las sonrisas en la cara.

¿Os han gustado las fotos? Las tomó justo cuando llegamos a casa de hacer la compra y como ejemplo de mis variaciones en mi humor, os diré sin vergüenza alguna, que me puse a llorar cuando no tenían en Føtex mi helado sin lactosa y me caí al suelo de la risa cuando Kim me dijo que parecía una pija con la diadema en la cabeza… ¿a que es mona? Es de H&M y queda mucho mejor que las orejeras que he visto hasta ahora. Reconozco que tuve dudas con el color, ya que, encontré otra cinta en rosa fluorescente con “diamantes” que me dejó bastante impactada. Supongo que aún no estoy preparada para ello. ¿Queréis ver la rosa para comparar? La subí a mi perfil de Intagram, echadle un vistazo.

Bueno, ahora necesito que seáis vosotros los que me pongáis al día. ¿Cómo ha ido vuestro fin de semana? ¿Y vuestra semana en general? ¿Tenéis algún plan cercano? Uhh, hablando de planes, yo sí tengo y muchos. Ahora es la época de las cena de Navidad y tengo unas cuentas. La más especial será el próximo sábado y sólo para dos. Kim y yo hemos decidido celebrar nuestra íntima Julefrokost {en danés} con muchas decoraciones navideñas, una cena fantástica y vestidos de etiqueta, porque nosotros lo valemos.

¡Nos vemos pronto!
Sígueme en Bloglovin ♥

Men & Shopping

Normalmente, y por mi experiencia previa, ir de compras con un acompañante masculino significa ir de tienda en tienda, probándome todo, mientras el caballero en cuestión se desespera en algún rincón de Zara. En el caso de mi padre, siempre acababa diciendo: si terminas ya te lo pago yo todo.

Como no tengo imágenes de ninguna prenda nueva, os dejo algunas instantáneas de Strøget, la calle de tiendas más larga de toda Europa. Supongo que tendré que seguir comprando online o invitando a una amiga a ir de compras conmigo. ¡No hay derecho!

¡Nos vemos pronto!
Sígueme en Bloglovin ♥

A painful Winter night

Cómo se agradecen los días de sol cuando ya sabes que no hay marcha atrás, el invierno se acerca con zancadas de gigante.

Ayer tenía decidido pasar una maravillosa y tranquila noche en casa, mi plan estaba claro: deliciosa comida, blogging y una buena película. De hecho, las fotos que os muestro hoy eran de esa misma mañana, cuando fui a pasear por el canal de Christianshavn y el objetivo era mostraros un día de sol y hablar de los abrigos de invierno.

Pero lo que ocurrió después, bueno, cambió el curso de mi día: me caí con la bici.

Au, au, au! Menudo súper hostión volador me di ayer, en serio, nada menos que “10, 10, 10” si tres jueces hubiesen analizado mi dolorosa pirueta, digna de competición de élite. Tuvo un poquito de todo, como una buena caída debe tener: pérdida de dignidad, dolor, cortes, moratones y sangre. ¡Perfecta ejecución!

Si me permitís ponerle un pero a mi fantástica hostia, sería que fue única y exclusivamente culpa mía, no puedo echarle la culpa a nadie y eso jode, sinceramente. Ni tan siquiera utilicé mi vocabulario vulgar danés, ¡nada! Quedé tendida en el suelo haciendo pucheros, mientras desconocidos se acercaban para preguntarme si estaba bien. Y más pucheros, más lágrimas y más vergüenza.

Tras los primeros momentos de susto y angustia, recogí mi bolso y mi dignidad, las puse en la cesta de la bicicleta y me fui andando a casa.

Lo más doloroso no son mis rodillas magulladísimas {hechas una verdadera mierda} o los moratones en los codos, si no que en el golpe, el timbre de la bici se partió y ya no puedo hacerlo sonar por las mañanas “clin, clin, clin”… ¡qué vida más cruel!

¡Nos vemos pronto!
Sígueme en Bloglovin ♥

Zara – no apta para la crisis

¿Qué le pasa a Zara con los precios? Siempre me he declarado fan obsesiva de Zara, pero últimamente evito directamente entrar en esta tienda, ¡los precios son un cachondeo!

Os traigo el ejemplo de la siguiente falda.
Imagen cortesía de Zara Imagen cortesía de Zara

¿Quién duda que es preciosa? Nadie. De hecho, llevo enganchada a ella desde hace meses cuando la encontré en la web pero, ¿quién se atreve a comprarla? ¡70€! Ah, bueno perdón, 69,95€ {vamos, que no me engañan ni aún así}. Es una absurda barbaridad, ¿no creéis? Estoy hablando del 10% de un sueldo mínimo español, ¡es sólo Zara!

Lo que más me molesta de estos precios es que no van acompañados de una relación directa con la calidad. ¿Tiene mejor calidad que H&M? Probablemente sí, pero no es suficiente para cargar precios tan desorbitados. Ni mencionar quiero la sección de calzado, que les debería dar vergüenza cobrar lo que cobran por zapatos de una calidad pésima, ¿de qué cutre-material hacen las tapas de los tacones?

¿Me estoy volviendo loca o llevo razón? Bueno, por el momento – y futuro próximo – Zara desaparece de mi lista de tiendas donde comprar. Oh well, sobreviviré.

¡Nos vemos pronto!
Sígueme en Bloglovin ♥

Mi dilema con los gorros de invierno

Vivir en Dinamarca ha cambiado mis hábitos relacionados con mis forma de vestir. La diferencia la noto sobre todo en la ropa de entretiempo y los complementos de invierno. En estos 3 últimos años, la ropa de primavera-otoño tiene un hueco real en mi armario, puedo disfrutar de una chaqueta sin morir abrasada o helada como pasa en my hometown.

Por otro lado, mientras en Córdoba los complementos de invierno los llevaba por ir mona, ahora los necesito para proteger mis orejitas del frío. Siempre he tenido pasión por los gorritos de invierno y ahora es cuando de verdad tengo escusas para comprarlos, pero al adquirirlos en tonos básicos para poder utilizarlos más a menudo, acabo volviéndome loca todas las mañanas…

animado

Sé que es una chorrada perder en tiempo en elegir qué gorro me pongo para abrigarme las orejas, pero todas las mañana es la misma situación. ¿Verde montero? ¿Azul marino? ¿Beige? ¿Verde agua? No encuentro razón alguna para decidirme por uno u otro, puede que sólo necesite comprarme gorros de color estridentes para saber definitivamente cuál puedo o no llevar cada mañana.

¿Os pasa lo mismo que a mí? ¿No? ¿Estoy sóla en este mundo de gorros de lana? ¿En serio? En fin… supongo que debo olvidarme de este inexistente problema para la humanidad y comprarme un gorrito negro o unas buenas orejeras.

¿Cuál es vuestro complemento invernal preferido? Son todos tan monos…

¡Nos vemos pronto!
Sígueme en Bloglovin ♥

My name is Woo, Ruby Woo

Enfundada en un estilo muy Bond, asistí anoche al estreno de SkyFall, y James no defraudó en absoluto. Aunque los 3 segundos de shower scene, dejaron mucho que desear.

Decidí darle un estreno de película a mi nueva camisa de Asos, con la que me declaro totalmente obsesionada y mi nueva temporada invernal con Ruby Woo. Era imposible sentirme más sensual y femenina que con el outfit de ayer.

Últimamente las camisas abotonadas hasta el cuello son una parte importante de mi estilo. Si bien no suelo llevar escotazos de infarto, es totalmente nuevo para mí abrocharme todos y cada uno de los botones de una camisa. Claro que si todas tuviesen un cuello tan original y llamativo como ésta, no duraría en ir “recatada” siempre.

Disculpadme, qué maleducada soy. Probablemente estéis leyendo este post por el interés en la nueva entrega de la saga del agente más famoso del Servicio Secreto Británico, y yo aquí, hablando de camisas con lazos y labios rojos. ¡Perdón! A ver, ¿Qué digo de la película sin convertirme en una odiada spoiler? Hmmm… simplemente por el placer de ver a Daniel Craig en un perfecto traje de chaqueta, vale la pena pagar la entrada del cine.

¡Es broma! Bueno, cierto es que Daniel Craig me encanta, pero la película me gustó bastante, aunque sin superar a Casino Royale – para mí best Bond movie ever! Ay James…

¡Nos vemos pronto!
Sígueme en Bloglovin ♥

Más otoñal que una castaña

¿Recordáis el último photo shoot que hice para la empresa? Hoy hemos tenido otro para un página web que vamos a lanzar en España – en algún momento terminaré pidiendo derechos de imagen.

Esta vez no os aburro con las decenas de fotos que me han tomado para la web, pero sí enseño las fotos rápidas que el fotógrafo ha tomado para mi uso personal. ¿Os gusta mi bolso nuevo?

Tiene un color muy vivo, ¿no creéis? Me encanta la forma tan original de bolso de colegio, y aunque parece muy estrecho, tiene cabida para todo lo que necesito: teléfono, monedero, agenda, llaves y mini-bolsa de aseo. Ah! Y para mi libro de danés.

Liquorish Hard Mini School Satchel Bag de Asos – Imágenes de Jon Bluhme Sævarsson

Con la llegada del otoño, sólo utilizo complementos con mucho color y hacer balance así con los colores de ropa invernal que entra de temporada.

Este amarillo es muy alegre para accesorios, pero sigo sin olvidarme del naranja y, sobre todo, del verde.

¿Qué me decís? ¿Se lleva el bolso vuestra aprobación?

¡Nos vemos pronto!
Sígueme en Bloglovin ♥

¿Quién es Lana del Rey?

Pues ni idea, al verla pensé en algún personaje de una serie, aunque poco después me comentaron que es una cantante americana. El caso es que la colección de otoño de H&M se ha inspirado en ella y hay 2 o 3 cositas que me han encantado. Como la siguiente camisa

Mañana es el cumpleaños de Kim y he pensado ponérmela para ir a cenar, acompañada de una mini falda estampada en beige y negro y unos súper tacones de infarto. ¿Qué os parece la idea?

Tengo grandes expectativas puestas en este conjunto, y es que no puedo esperar menos que dejar a Kim sin palabras cuando me vea, ¿creéis que lo conseguiré?

Para los más curiosos, os voy a contar qué tengo preparado para mañana, ya que sé que Kim no va a leer este post hasta después de su cumple.

Después del trabajo, iré directa a casa para ponerme bien mona y comenzar la celebración a las 6:30, cuando él llegue y abramos una botella de champagne.

A continuación llegarán los regalos, pero no tan rápido, ya que he creado una especie de concurso de preguntas y respuestas. Cada vez que acierte una serie de preguntas, pasará de nivel y recibirá un regalo. ¿A que mola? Me lo he pasado genial preparándolo todo.

El contenido de las preguntas está relacionado con nosotros 2, aunque he buscado darle un toque divertido y burlón y alejarme de crear un juego simplemente pasteloso.

¿Queréis un ejemplo de alguna pregunta? Hmmm… ¿qué te molesta más que te interrumpa cuando me explicas algo o que me quede dormida siempre que vamos al cine/teatro? Su respuesta tendrá que coincidir con la mía “interrumpirlo cuando me está explicando algo” para que gane el regalo correspondiente.

¿Qué os parece? Yo estoy deseando que llegue mañana y pasar una grandiosa noche juntos.

¡Nos vemos pronto!
Sígueme en Bloglovin ♥

Un cambio de estación mental

¿Te vienes al parque conmigo? Va ser divertido y terapeutico.

Te invito a montarte en mi columpio, no está muy limpio pero te ayuda a pasar un buen rato con muchas risas.

Normalmente no suelo airear mis trapos sucios {los limpios os los muestro en la sección de estilo} pero como ya he pasado página, puede que compartirlo con vosotros sea como una terapia de reafirmación. ¿Os parece?

Prometo no haberme vuelto loca, y todo tiene una explicación. Durante un tiempo he estado sintiendo un inmensa presión y mi estado de ánimo se estaba resintiendo un pelín {sólo un pelín, no os alarméis}. Me ha costado aceptar que hay personas que me aportaban más cosas negativas que positivas y siempre debo saber dónde poner tu límite. ¿Por qué aguantar en una amistad que sólo conlleva desilusión y estrés?

Así que este fin de semana me ha servido de limpieza, de poner un punto y final a ciertas cosas, para seguir disfrutando de mi maravillosa vida aquí.

Debo y quiero reconocer que mis confidentes {Kim y Sara} me han ayudado a llevar a cabo una decisión que ya tenía tomada. ¿Y cómo creéis que celebré mi domingo de tranquilidad? Con un modelito estupendo, una mañana en el parque, comida deliciosa y mi Kim.

Deseo que no os toméis este post como algo negativo, ya que me encuentro súper feliz, pero de alguna forma, tenía que compartirlo aquí, con vosotros. No os importa, ¿verdad?

¡Nos vemos pronto!
Sígueme en Bloglovin ♥

Comienza el frío

Y con el frío empezamos a sacar toda la ropa de otoño-invierno y a ver las hojas que pronto caerán… ¿no os da un poco de pena?

A mí ninguna, tengo miles de trapitos monísimos para esta temporada que entra y me los quiero poner todos. Claro, éste sólo es el principio del otoño… puede que en enero escriba posts muy diferentes, pero mientras tanto disfruto del comienzo de esta estación.

¡Oh! Los planes súper acogedores de fin de semana, miles de cenas en casas de amigos, chocolate caliente en cafeterías del centro, en resumen, todo muy cozy – o como dirían los daneses hyggeligt.

Muchos me preguntan {desde España} que cuándo pienso aparcar la bicicleta hasta la primavera que viene y mi respuesta siempre es la misma: ¿Qué? ¡Nunca! No sin mi bici.

¡Es genial montar en bicicleta! ¿Que por qué? 1 hora de deporte al día, aire fresco, paseo por la ciudad, rápido, barato. Y además paso menos frío conduciendo la bici que si fuese andando… llego todos los días al trabajo acaloradísima. ¡Todo es positivo!

Con lo aburrido y agobiante que resulta coger el metro en invierno con 3 o 4 capas de ropa encima.

¡Nos vemos pronto!
Sígueme en Bloglovin ♥