Respeto en el lugar de trabajo

En los próximos días os voy a estar bombardeando con posts sobre mi cumpleaños, por eso, quiero continuar hoy con el post de ayer para comentar otro artículo que leí de Jeff Haden – One Thing Employees Need (But Rarely Get).

¿Estoy un poco obsesionada con él? Sí, un poco, pero si leéis a menudo lo que escribe me entenderéis. Ya he comentado aquí previamente, sus puntos de vista acerca de cómo un director debe construir un buen lugar de trabajo y en este último artículo da una pauta más y es proporcionar todo el respeto y dignidad posibles a los empleados.

Muchas veces creemos que si nos suben el sueldo, por ejemplo, nos están mostrando respeto a nuestro trabajo {que es cierto}, pero hay millones de simples acciones que pueden significar mucho más.

¿Alguna vez habéis tenido un problema y vuestro colega y/o jefe ha puesto sus ojos en blanco y suspirado profundamente? Este simple hecho, puede hacerte sentir incómodo, inútil e incapaz de volver a preguntar una duda. ¿Has tenido alguna idea que hayas comentado con tus compañeros y estos le han quitado importancia irónicamente? A esto me refiero con respecto en el trabajo.

Una buena palabra, una respuesta adecuada, puede cambiar tu actitud sobre el trabajo y animarte a desarrollar tu lado más creativo y no avergonzarte por ello.

Si al comentar un hecho con tu superior, éste intenta comprenderlo y darle la importancia que requiere es un signo de respeto increíble, te aporta una sensación de bienestar, saber que puedes contar con esa persona y aumenta tu dignidad como empleado.

Por supuesto, todos hemos podido cometer estos errores y “humillar” la credibilidad de un colega, así que, como siempre, debemos comenzar con uno mismo si nuestro objetivo es mejorar nuestro ambiente laboral.

¡Nos vemos pronto!
Sígueme en Bloglovin ♥

Un jefe extraordinario

Jeff Haden para mí es una inspiración. Este gurú de las relaciones entre empleados y directores, sigue con su visión inteligente sobre cómo conseguir el mejor lugar de trabajo para empleados.

Quién sabe si alguna vez llegaré a convertirme en una importante directora ejecutiva de una firma en NY, pero al menos quiero estar preparada si esto sucede.

Tengo la suerte, como ya sabéis, de trabajar en un lugar genial. Aquí, los jefes, o al menos el mío, cumple casi al 100% con las cinco características que un jefe excepcional debe tener según Jeff Haden en su artículo “5 qualities of remarkable bosses”. ¿Queréis saber cuáles son?

  • Permitir que sus trabajadores se desarrollen al máximo ofreciendo las herramientas y la motivación necesarias.
  • Atajar problemas lo antes posible. Sí, cualquier tipo de problema que pueda afectar al entusiasmo y la motivación en el trabajo han de ser tomados muy en cuenta y priorizarse.
  • Antes de despedir a uno de tus trabajadores, asegúrate que te has esforzado en entender su situación, ayudarle en lo posible, integrarlo en el equipo, analizar sus cualidades para distintos puestos.
  • Cuando tu equipo funciona exitosamente, es un reflejo de tu notable dirección, pero no es necesario presumir de logros, alagar o encumbrarte a ti mismo. Valora a los demás.
  • Cuando eras un trabajador más, también buscabas reconocimiento, tiempo y simpatía por parte de tu jefe. Ahora debes hacer lo mismo con tus trabajadores y preocuparte por ellos.

Me encanta leer Inc.com, siempre encuentro artículos que realmente me motivan para mejorar y obtener ideas que me abran más posibilidades en el futuro.

¡Nos vemos pronto!
Sígueme en Bloglovin ♥