Me, Myself & I

En menos de un mes comienzan mis vacaciones de Navidad y tengo unas ganas brutales. Durante las últimas semanas {o meses} “estrés” ha sido la palabra que ha definido mi día a día y ha desencadenado unos cambios de humor en mí impresionantes.

Ahora estoy feliz…

Pero ahora me enfado y no respiro…

¡Bua! Ahora sí que estoy enfadada…

Espera, ahora no estoy segura si quiero estar enfadada o contenta…

Sigo sin estar segura, pero creo que ahora después estaré feliz…

¡Sí! Estoy contenta…

Disculpa, me volví completamente loca…

Aunque últimamente escribo más de vez en cuando en el blog, me sigue encantando compartir con el mundo {un poco exagerada} todo lo que me ocurre y siempre siempre siempre cuando termino un post se me dibuja la mejor de las sonrisas en la cara.

¿Os han gustado las fotos? Las tomó justo cuando llegamos a casa de hacer la compra y como ejemplo de mis variaciones en mi humor, os diré sin vergüenza alguna, que me puse a llorar cuando no tenían en Føtex mi helado sin lactosa y me caí al suelo de la risa cuando Kim me dijo que parecía una pija con la diadema en la cabeza… ¿a que es mona? Es de H&M y queda mucho mejor que las orejeras que he visto hasta ahora. Reconozco que tuve dudas con el color, ya que, encontré otra cinta en rosa fluorescente con “diamantes” que me dejó bastante impactada. Supongo que aún no estoy preparada para ello. ¿Queréis ver la rosa para comparar? La subí a mi perfil de Intagram, echadle un vistazo.

Bueno, ahora necesito que seáis vosotros los que me pongáis al día. ¿Cómo ha ido vuestro fin de semana? ¿Y vuestra semana en general? ¿Tenéis algún plan cercano? Uhh, hablando de planes, yo sí tengo y muchos. Ahora es la época de las cena de Navidad y tengo unas cuentas. La más especial será el próximo sábado y sólo para dos. Kim y yo hemos decidido celebrar nuestra íntima Julefrokost {en danés} con muchas decoraciones navideñas, una cena fantástica y vestidos de etiqueta, porque nosotros lo valemos.

¡Nos vemos pronto!
Sígueme en Bloglovin ♥

Coloreando los días con sonrisas

Una buena sonrisa de verdad, natural, de corazón es más favorecedora y sienta mucho mejor que llevar mi camisa favorita y unos skinny jeans. Pero si encima, llevo ambos, no hay quien me pare.

Siendo 100% sincera, últimamente siento {más que nunca} que el trabajo se me acumula y siempre hay más, más y más esperando. Para mí, no deja de ser algo positivo, pero cierto es también que antes tenía más tiempo de hacerlo todo perfecto y fijarme más en los detalles, mientras que ahora… oh, well, no puedo centrarme en algo demasiado tiempo.

Además, cada vez llueve más y los días son más grises. ¿Creéis que el fin de Summer Pilar puede estar cerca? ¡Ni de coña!

Aquí sigo tan positiva como siempre y con mil planes en el horizonte cercano para abofetear al invierno cuando se acerque.

Este fin de semana ha sido perfecto, tal y como deberían de ser siempre. El viernes {haciendo honor a la etiqueta de Party Girl} reuní a muchos compañeros {incluyendo a mi jefe} y amigos para salir de fiesta. ¡Estoy hecha una organizadora nata! Bebimos, comimos y, sobre todo, reímos. Además, sin que esto hubiese ni pasado por mi mente, la empresa “esponsorizó” nuestra night out. Sí, sí “de gratis”.

El resto del finde fue tranquilo, tierno y acogedor, viendo películas con Kim y cenando comida india. Creo que no he comentado que esta semana tengo vacaciones del danés, ¡yuuuujuuu! ¿Tampoco os he comentado la GRAN posibilidad de pasar mi fin de semana en Noruega? ¡Tengo mil cosas que contar! Pero con calma, que ahora tengo cena romántica con Kim.

¡Nos vemos pronto!
Sígueme en Bloglovin ♥

Una buena semana

Últimamente estoy recibiendo muy buenas noticias referentes al trabajo, nuevos proyectos, oportunidades, actividades, tareas… todo trae un aire de alegría y excitement a mi día a día.

Sólo una gran empresa invierte tanto en sus empleados y, afortunada de mí, estoy en una de esas empresas. Quiero aclara este punto, cuando hablo de empresa grande, no me refiero a tamaño, si no a valores, interés, calidad, cercanía… ¡encantada de trabajar aquí!

Espero que entendáis que no comparta más información por ahora, quiero ver el desarrollo que toma todo e ir detallándolo poco a poco. Os dejo sólo una pista: Hackerton.

Siguiendo con la empresa, pero desviando el tema, en unas horas comienza nuestra Summer Party, ¡qué ganas!

¿Qué mejor forma que relajarme que compartiendo un cocktail y muchas risas con mis compañeros? Todo comenzará a las 4 y, como esta vez no soy una de las organizadoras, estoy deseando ver todas las sorpresas que nos tienen preparadas.

Royal Palace Sushi en Nørregade, ¡lo recomiendo!

Os dejo algunas instantáneas de ayer por la noche cuando algunas compañeras de e-conomic {nuestra empresa} decidimos ir a cenar sushi y disfrutar de una fantástica velada… hasta las 8:45 que salí corriendo a ver el partido en Kongens Have {próximamente os mostraré cómo estoy viviendo la Eurocopa 2012}.

¡Hasta pronto!
Sígueme en Bloglovin ♥

Un jefe extraordinario

Jeff Haden para mí es una inspiración. Este gurú de las relaciones entre empleados y directores, sigue con su visión inteligente sobre cómo conseguir el mejor lugar de trabajo para empleados.

Quién sabe si alguna vez llegaré a convertirme en una importante directora ejecutiva de una firma en NY, pero al menos quiero estar preparada si esto sucede.

Tengo la suerte, como ya sabéis, de trabajar en un lugar genial. Aquí, los jefes, o al menos el mío, cumple casi al 100% con las cinco características que un jefe excepcional debe tener según Jeff Haden en su artículo “5 qualities of remarkable bosses”. ¿Queréis saber cuáles son?

  • Permitir que sus trabajadores se desarrollen al máximo ofreciendo las herramientas y la motivación necesarias.
  • Atajar problemas lo antes posible. Sí, cualquier tipo de problema que pueda afectar al entusiasmo y la motivación en el trabajo han de ser tomados muy en cuenta y priorizarse.
  • Antes de despedir a uno de tus trabajadores, asegúrate que te has esforzado en entender su situación, ayudarle en lo posible, integrarlo en el equipo, analizar sus cualidades para distintos puestos.
  • Cuando tu equipo funciona exitosamente, es un reflejo de tu notable dirección, pero no es necesario presumir de logros, alagar o encumbrarte a ti mismo. Valora a los demás.
  • Cuando eras un trabajador más, también buscabas reconocimiento, tiempo y simpatía por parte de tu jefe. Ahora debes hacer lo mismo con tus trabajadores y preocuparte por ellos.

Me encanta leer Inc.com, siempre encuentro artículos que realmente me motivan para mejorar y obtener ideas que me abran más posibilidades en el futuro.

¡Nos vemos pronto!
Sígueme en Bloglovin ♥