Una noche en la cultura cordobesa

Hace ya una semana que volví de mis vacaciones, ¡y qué semana! Antes de entrar en profundidad con todos los detalles de mis últimos 7 días {agotadores, estresantes e inmejorables}, quiero compartir mi última noche en Córdoba.

Como colofón final a unas súper vacaciones juntos, decidí reservar la visita guiada nocturna a la Mezquita de Córdoba y fue una delicia. Los colores de la noche cordobesa hacen incluso más impresionante visitar este monumento tan especial.

Un paseo por el Patio de los Naranjos, nos introdujo a una hora de cultura y curiosidades que no conocía ni yo misma sobre mi ciudad natal. Aunque los 18 eurazos de entrada no te los quita nadie, es una experiencia diferente y muy bien preparada. Es la mejor forma de visitar la Mezquita.

Al finalizar, nos sentíamos más cordobeses que nunca y continuamos con este sentimiento mientras cenábamos en Bodegas Campos. ¡Más cordobés imposible!

Para terminar, pasíto por la Rivera, copita en el Sojo y a dormir.

¡Nos vemos pronto!
Sígueme en Bloglovin ♥