Lactose-free Cheese Cake

El sábado preparé una tarta de queso para celebrar las fiestas y nuestra primera cena de Navidad. Jamás había preparado una, ni tan siquiera sabía bien a qué sabía este tipo de tarta {a queso, chiste fácil}. Fue una locura arriesgarme, pero el resultado fue delicioso.

Empecé preparando todos los ingredientes y mi libro de las ideas – donde tenía la receta escrita. Sí, estoy comenzando mi libro de las ideas, pero vamos a centrarnos en la tarta. ¿Comenzamos?

  • El primer paso es preparar el sirope de fresa que decorará la parte superior de la tarta. Para ello, trituramos 250 grms. de fresas y lo hervimos con 50 grm. de azúcar. Debe quedar espeso, aunque debe ser fácil de esparcir. Una vez hecho, lo dejamos enfriar.

  • A continuación, creamos la base. Necesitaremos 150 grms. de galletas Digestivas y 80 grms. de mantequilla {en mi caso, sin lactosa}. Una vez derretida la mantequilla y machacadas las galletas, lo mezclamos y colocamos como base en el molde.

  • Ahora comenzamos con la masa. Utilizamos 650 grms. de crema de queso, 200ml. de leche, 3 huevos y 150 grms. de azúcar. Lo sé, una barbaridad de crema de queso, así que os recomiendo invitar a muchos amigos para compartirla.
  • Primero mezclamos el queso con la leche hasta conseguir una textura sin grumos.

  • Después se añade el azúcar y seguimos mezclando. Por último, añadimos los huevos de uno en uno. Es importante no batir la masa, sólo mezclarla bien.
  • Una vez tengamos la masa, la vertimos sobre la base de galleta e introducimos todo en el horno {precalentado a 180ºC} durante 15 minutos, después bajamos la temperatura a 100-110ºC durante 60-80 minutos.
  • Por último, decoramos la tarta con el sirope de fresa que preparamos al principio. También podéis decorar la tarta antes de introducirla en el horno.

Y a disfrutar!!

¡Qué horror de última foto! Lo sé, la foto de la tarta terminada debe ser la mejor, pero en este caso es la peor. Debéis entenderme, cuando empezamos con la fiesta, se me fue el santo al cielo y no le eché ninguna foto. Mi sorpresa fue cuando al día siguiente, mientras veía las fotos, Kim me comentó que él sí se acordó de tomar una fotografía de la tarta y voilà!!

¡Nos vemos pronto!
Sígueme en Bloglovin ♥