Un domingo de pollo al chilindrón

Hoy estoy muy orgullosa de mí misma y no sólo porque el pollo me ha salido de escándalo, si no porque me ha gustado incluso más que el típico pollo en salsa de mi madre. ¡¡Yummy!!

¿Queréis conocer la receta que he utilizado? 1 pollo troceado, 2 pimientos grandes -rojo y verde -, 2 cebollas medianas, 4 tomates, 2 ajos, vino blanco, pimentón, laurel, sal y pimienta.

Salpimentamos el pollo y lo doramos en una olla con aceite de oliva durante unos 10 minutos, sacamos la carne y la dejamos reposar. En el mismo aceite, doramos los ajos e introducimos la cebolla y los pimientos troceados y lo dejamos a fuego medio-lento hasta que quede pochado.

Añadimos los tomates troceados sin piel y una cucharada de té de pimentón. Tras unos minutos removiendo, introducimos de nuevo la carne, la hoja de laurel y medio vaso de vino.

Dejamos toda la mezcla hervir durante 45 minutos, sin dejar de remover cada 10 minutos más o menos.

Definitivamente necesito mejor luz en la cocina, pero la presentación del plato ha quedado muy bien con puré de patatas y pasas. Tanto el gusto como la vista han dado su mejor aprobación.

¡Nos vemos pronto!
Sígueme en Bloglovin ♥