Síndrome postvacacional

Tras pasar algunos días de vacaciones {incluso si estos han sido pocos}, acabo siempre padeciendo un mini-síndrome postvacacional, es decir, que tengo carita de pena todo el rato.

Cuando esto sucede, pienso en lo afortunada que soy por la vida que tengo y comienzo a planificar más actividades y viajes.

Valorar y disfrutar de los buenos momentos

Por ahora, sólo tengo algunos planes fijos y muchos otros en el aire…

  • Aprender a montar en bicicleta
  • Coldplay en Londres
  • Visita de mamá y Sara {en distintas semanas claro}
  • Dos semanas de vacaciones en Córdoba y otras dos semanas en alguna playa del sur de Europa
  • Fin de semana con Tanja y Alex en algún lugar de Dinamarca

No está mal, ¿verdad? Pero como he mencionado, la mayoría están aún volando. ¿Cuáles son vuestros próximos planes? ¿Tenéis algún plan más para mí?

Tengo que admitir que simplemente pensar en preparar una súper cena con película para el fin de semana, ya me hace feliz.

¡Nos vemos pronto!
Sígueme en Bloglovin ♥